jueves, 18 de mayo de 2017

Chile, Ríe y Canta. Opinión y Testimonio. Parte 5.

logo_chile_rie_y_canta106.jpgSiguiendo con los recuerdos y mostrando esta revista de Chile Rie y Canta, editada por René Largo Farías y muchos colaboradores que  estuvieron en su Peña como amigos.

Tomamos las páginas 10 y 11 de la Revista Nº 1 de Diciembre de 1991, en ella hay dos artículos, "Opinión": de Nano Acevedo y "Testimonio": entrevista de René Largo Farías a Violeta Parra.

Los dejo con estos muy buenos y vigentes artículos...

OPINIÓN.


 

Imagen+023.jpg?v=1281090572090¿ Adonde van las canciones ?
Nano Acevedo.

Si Luis Aguirre Pinto, Chito Faró, o nuestra Violeta Parra hubieran nacido en México o Argentina habrían sido millonarios, así de simple. Los derechos de autor por el uso de sus obras, habrían sido inmensamente mayores que los recibidos acá, tarde, mal y nunca, como se solía hasta hace muy poco.

Recién y tras una ardua lucha de los artistas, de esos algunos que siempre dan la cara, tendremos autonomía en el cobro y administración de los dineros por utilizar nuestro repertorio. Es largo de contar pero digamos que en Chile se ha burlado la ley que rige la propiedad intelectual, y lo que es peor sigue demostrando pereza, indolencia y un "no estoy ni ahí"' con la información referente a inscribir, registrar, y sobre todo cobrar lo que les corresponde.

Tras una canción hay toda una historia, de amor, de fe, de coraje; sangra a veces el papel donde inspirado y solo, el autor confiesa su instante. Para muchos crear un tema es solo asunto comercial, mas es todo un oficio, y de seguro hay años de intentos frustrados, de ensayos y propuestas, que esta patria sorda y muda no valoriza ni siquiera en casos excepcionales.

El Chileno ama poco, casi nada, su repertorio, aún más, lo desprecia, salvo las excepciones que la gente del folklore y del canto popular conoce. Si miramos con objetividad el público que tiene la música nacional veremos que es insignificante al lado de la cantidad de cassettes y compact disc que se adquieren a diario de artistas extranjeros.

Obras gruesas de investigadores y recopiladores pasan inadvertidas; trabajos sólidos de conjuntos y solistas destacados tienen un tiraje que no se compadece con la calidad y el esfuerzo desplegado en su producción. Así ha sido siempre y no ha cambiado en lo más mínimo ese dudoso"gusto popular" que prefiere al galán español o a la buenamoza centroamericana por sobre la creatividad de sus compatriotas.

Aquí hay un asunto de "marketing", una forma inteligente de provocarnos la necesidad de comprar dramones, baladitas anodinas, y un seudo folklore almibarado para el consumo turístico.

Volviendo a las canciones, esta patria ha cometido errores imperdonables, gran parte de la obra de Luis Bahamonde, de Víctor Acosta, de Richard Rojas, de Kiko Alvarez, etc., es desconocida. Mientras en torneos de la canción, en ocasiones, no siempre gracias a Dios, se premian curiosos engendros, los que sólo buscan afiebradamente transar con una galería ebria de "carnaval". Así, de este modo, unos y otros somos de alguna manera responsables del estancamiento del cantoral patrio; nada protege el desarrollo, nada estimula la creación, nada hace posible que surjan más y más autores e intérpretes, nada salvo la porfiada fe, el tremendo corazón enamorado de la gente del folklore, del paisano iluminado del canto popular.

NANO ACEVEDO


violeta_sentado225.jpgTESTIMONIO

Un testimonio desconocido de la Violeta Parra.
René Largo Farías.

Apenas cuatro semanas antes de su trágica muerte, VIOLETA PARRA charló con "CHILE RÍE Y CANTA", en los estudios de la desaparecida Radio Magallanes. Fue en la mañana del 1° de Enero de 1967, días antes de iniciar una gira que debió llevarla hasta Coyhaique, junto a "Hernán y Marcia",   "Los Montañeses", el  "Quilapayún", el "Cuncumén", el entonces cura Fernando Ugarte y Patricio Manns. A última hora nos dejó plantados, y nos fuimos sólo con su nombre en los carteles... ¡Pensamos que ella ya tenía resuelto el gran viaje!.

La cinta magnetofónica nos dejó este Testimonio:
 

Largo Farías.
¿Qué es lo más importante de tu labor como creadora en 1966, Violeta Parra?

Violeta:
Mira, yo creo que todo artista debe aspirar a tener como meta el fundirse, el fundir su trabajo en el contacto directo con el pueblo.
 Yo estoy muy contenta de haber llegado a un punto de mi trabajo en que ya ni siquiera quiero hacer tapicería, ni pintura, ni poesía así suelta.

Estoy contenta de haber podido podido levantar la carpa y trabajar esta vez con elementos vivos, con el público cerquita mío; al cual yo puedo sentir,tocar, hablarlo e incorporarlo a mi alma. La fusión del alma del artísta con el público es lo que realmente, a mi criterio, no sé si me equivoco, es lo que realmente vale en el trabajo de un artísta.

Consiguiendo este contacto en la Carpa, agrego otro que es quizás el más importante, porque antes no lo había tocado, y es el haber ido contigo, Rene Largo Farías, director del programa "Chíle Ríe y Canta" en tres giras al Norte y al Sur de Chile.

Palpar desde cerca el cariño que el público le tiene a sus artistas es una cosa que  toca el alma y que no se olvida tan facilmente.
En Punta Arenas tuve muestras tangibles de lo que es el público para un artísta: lo mismo en el Norte de Chile. Y así, con mi voz ronca, con mis 49 años y con mi figura sencilla he podido comprobar que el pueblo de Chile sabe reconocer el esfuerzo de una persona que se ha roto el alma y ha sangrado para llegar a esto: fundir su alma de artista con el alma de artísta del público.

Largo Farías:
Y se ha logrado precisamente eso que tu hablas, Violeta, la fusión dealmas entre  público y artista. Somos testigos directos de la emoción con la que la gente escucha a Violeta, del cariño con que se le escucha y del respeto con que se recibe cada una de sus canciones. Pero estamos hablando de tarea creadora en 1966, cuáles son a tu juicio las que pueden ser más de Violeta Parra.

Violeta:
Yo creo que con el viaje a Punta Arenas empecé a sentir, empezó mi corazón y mi sangre a vibrar como un ser que había nacido de nuevo. Creo que las canciones más lindas.las más maduras, -perdónenme que diga canciones lindas habiéndolas hecho yo-, pero que quieren Uds., yo soy huasa y digo las cosas sencillamente, como las siento... las canciones más enteras que yo he compuesto son "Gracias a la Vida", "Volver a los 17"y el "Runrún se fue p'al Norte".

Todo esto fue en la época en que Rene me admitió en su grupo, porque yo se lo pedí siempre que me llevara; claro que él no le niega ni le cierra las puertas a nadie. Y después de conocer de cerca el paisaje de Chile, así milímetro a milímetro, como lo hemos andado con él en su programa, surgieron las canciones que ya mencioné: "Gracias a la Vida", que estaba esquelética y que tomó fuerza después del viaje a Punta Arenas, y "Volverá los 17" y el "Runrún se fue p'al Norte". Yo estoy contenta de considerarme en estos momentos como compositora, en 1967.

Voy a terminar estas palabras, que a lo mejor han sido una lata, deseando a  todos los auditores de "Chile Ríe y Canta" a todos los chilenos que aman la música chilena, y a los que no la aman también, un abrazo grande de Año Nuevo.
Que todos los deseos de los chilenos se cumplan y que la Violeta Parra tenga la suerte de seguir cantando como hasta ahora, para terminar el trabajo que se ha propuesto.

Fotografías: 1) Logotipo de la Peña Chile Rie y Canta. 2) Nano Acevedo, de sus archivos. 3) Violeta Parra, del archivo de su Fundación.

Más de Nano Acevedo hoy:
http://nanoacevedo.blogspot.com
http://musicosdechile.blogspot.com
www.nanoacevedo.scd.cl
 

 
Más de Fundación Violeta Parra:
http://www.violetaparra.cl/