lunes, 30 de enero de 2017

Maestro luminoso de Weketrumao, Héctor Leiva Díaz.

Estamos en los "rescates" de artículos que son de importancia para conocer un poco más de nuestros cultores y de nuestro Patrimonio.
Va este artículo escrito por nuestro gran amigo Marcos Acevedo, director del Grupo Chilhué.
Los dejo en buena compañía.

Nuevamente se nos aparece, ya en este marzo con truenos y relámpagos, nuestro amigo don Marcos Acevedo Encina, con otro artículo sacado de sus experiencias como músico, recopilador y tanto más...

Vamos con esto.





hector_leiva_diaz_profesor_chilo_._Art._Marcos_Acevedo.png




Maestro luminoso de Weketrumao, Héctor Leiva Díaz.

Marcos Acevedo Encina.
Chihué.

Marcos_Acevedo_Chilhu_.jpg 
Una de las tantas relaciones enriquecedoras que tuvimos con personas luminosas de las islas de las gaviotas mujeres y gaviotas hombre, fue la que se produjo con el profesor Héctor Leiva Díaz.
 
Gracias a la OPDECH y sus redes establecida en casi toda la isla, pudimos conectarnos con este otro hechicero, pougten.
Había oído hablar de él en los comienzos del Chilhué, cuando en el año 79 u 80 vino desde Chiloé una profesora que por medio de cartas logramos que nos pudiera visitar en nuestros ensayos.

El nombre de ella era Kattie Haro, ex integrante del Conjunto del Magisterio de Quellón, que entre otras cosas nos enseñó la Pericona de Quellón. Allí, entre pasos y trayectorias de danza y conversación, oímos por primera vez hablar de Héctor.

Él era en esos tiempos, uno de los líderes de una de estas agrupaciones de profesores que entre tantas otras, en cada localidad de Chiloé, dieron cuerpo y alma a una de las alternativas de rescate de mucho material de cantos y danzas, que hoy constituyen una poderosa y rica opción de conocimiento y desarrollo de carácter artístico, pedagógico y educativo.

En otra oportunidad profundizaré en este tema, Grupos Folklóricos de Magisterios, que da para hablar en específico.

En nuestro segundo viaje financiado por la Opdech, el objetivo fue llegar a lugares más lejanos con las ideas y los vuelos de un sueño de brujos. Junto a Jorge Patricio Manns, planificamos salidas al territorio huilliche. Compu, Huequetrumao, Chadmo Central, Lago San Antonio y otros lugares, en esa conversación se definió que nuestro maestro y guía iba a ser Héctor Leiva, que vivía y vive aún en Quellón.

1421727266721-quechu_cisnes_2_queilen.jpg

Un hombre de gruesa contextura, de voz profunda y volcánica, sigiloso, riguroso en su discurso y acto. Intimidaba desde la primera impresión, sin embargo al correr de los días nuestra relación fue progresando paulatinamente hasta que en un momento no preciso, la sonrisa y la confianza florecieron en una enorme, tremenda y gigantesca amistad y respeto mutuo.

Llegamos a Quellón un día de Enero acompañados de Jorge Patricio para que se
concretara este encuentro. Nos instalamos en las oficinas de la OPDECH de la
localidad. Al atardecer llegó Héctor e inmediatamente planificamos la primera salida: Chadmo Central.

chadmo_chilo_.gif

Éramos en este viaje 10 valientes y guerreros Chilhué. Temprano emprendimos el viaje a Chadmo Central, todos en pequeño furgón y los equipos (instrumentos y vestuario) en el auto de Jorge, que nos acompañaría para dejarnos en la entrada a Chadmo, ya que desde allí el viaje (yo diría expedición) sería a pie, 12 kilómetros cargando los equipos al hombro. Llovizna, mojados caminamos entre selvas y bosques nativos de una hermosura difícil de expresar con palabras precisas y justas.

Íbamos al encuentro con unos compañeros y compañeras huilliches que nos esperaban al mediodía en la junta de vecinos del lugar. Caminando, caminando como diría Víctor Jara, llegamos a un lugar en donde supuestamente cruzaríamos en bote. Llegamos tarde, nos atrapó la bajamar…¿qué hacemos?, nos preguntamos entre todos. Héctor y yo dijimos igual vamos a cruzar…¿pero cómo’…a pie…¡¡¡a pie¡¡¡. Si.

Nos sacamos los botas y zapatos, nos arremangamos los pantalones y con instrumentos y vestuario al hombre, comenzamos a cruzar con el barro hasta las rodillas…heroico.

Los que llegamos primero a la otra orilla, volvimos a buscar a nuestras compañeras para ayudarles a cruzar al apa. Nos rearmamos de nuevo y emprendimos el último tramo. Llegamos al mediodía y allí nos estaban esperando. Nos brindaron su tremendo afecto con un recibimiento amistoso y luminoso, transparente, cálido.

1423838174858-Exegesis_Chilhu_logo.jpg
Almorzamos y a media tarde hicimos nuestra presentación, que cálida y respetuosamente fue acogido por todos y todas. Hubo una conversación y comentarios acerca de lo que hicimos, me sentí muy feliz y satisfecho, veía en los rostros de todos los y las Chilhué, que trascendían la misma emoción y mirándonos en silencio sentimos que ese era nuestro trabajo definitivo. Aquí se recogió gran parte de la energía que hoy aún sustentamos. Héctor nos miraba sorprendido y emocionado, se acerco silenciosamente y me dijo, me sentenció lo siguiente…”ustedes son el frente chilhueista de liberación, estoy orgulloso de compartir este momento inolvidable con un grupo de una conciencia y concepto tan claro”.

Allí se selló una de las amistades de mutuo respeto y aprendizaje que perdura hasta estos días aciagos y tristes de tremenda confusión política, social y cultural. En otro momento y cuando la memoria se expanda seguiré escribiendo otras experiencias vividas con el maestro luminoso de Weketrumao.

HÉCTOR LEIVA DÍAZ.

Profesor de la Escuela Normal Superior Camilo Henríquez, Magíster en Gestión de Políticas Públicas con Mención en Educación y Cultura de la Universidad de Playa Ancha. Profesor en Escuelas rurales multigrado en la Provincia de Chiloé. Jefe Comunal de Educación de la Comuna de Quellón.

Es el Profesor Encargado de la Escuela Rural Kume Ruka (Casa Linda) de la Comunidad de Weketrumao. Ha desarrollado distintas actividades artístico-culturales, relacionadas con la cultura tradicional de Chiloé en general y de la Cultura del Pueblo Williche en particular.
Es Asesor y Consejero en el documental Veliche de Pueblos Originarios.

Fotografías: 1) Héctor Leiva Díaz. Fotografía del portal Al Sur del Mundo. 2) Marcos Acevedo Encina, director de Chilhué. 3) Cisnes en Quechu. Queilén. (solo para graficar el artículo). 4) Vista de Chadmo. Chadmo: Sector rural que se extiende desde carretera hacia interior de canales de la comuna de Quellón. Se divide en tres sectores: Chadmo central, San Juan de Chadmo y San Antonio de Chadmo. Existen comunidades huilliches organizadas en el sector porque su población es eminentemente indígena.CHADI="sal"+DO="donde" DONDE HAY SAL. De la web: Comuna de Quellón.