sábado, 22 de octubre de 2016

San Bernardo en el Alma. Crónicas de sanbernardinos. (Inicio).


Un 23 de junio de 2010, escribí este "enunciado"...

"Como la vida nos va poniendo por delante muchas inquietudes, y por la velocidad que estamos viviendo, no nos deja disfrutar de algunas, está para ustedes "Folclore y Cultura Chilena", urgeteando en los libros, en la web,  en conversaciones de amigos (salen temas buenos para hacer un articulo), y la lectura diaria a la cual estoy acostumbrado, busco lo interesante para mostrárselos a ustedes".


 

Con este enunciado comencé un artículo interesante y que nos dejó un aprendizaje de un libro relacionado con nuestra Musica Popular, nuevamente lo traigo para recordar que lo dicho (o escrito) en esa oportunidad sigue vigente y con más ganas en este 2012 (finales), para traer esos temas que no leímos en su oportunidad, además que he constatado que mucho de lo hecho con ayuda del Fondart, tiene poca difusión. Acá damos el espacio para mostrar lo que hacen nuestros folcloristas y que son temas poco difundidos.

Hoy, con mucha alegría, con mucho cariño, traigo el primer capítulo, de un libro que un amigo muy querido me regaló (con dedicatoria incluída), y que nos lleva a San Bernardo, "la cuna del folclore", como también muchos folcloristas le dicen a esta ciudad, tan cercana a nuestro Santiago.

Este amigo, tiene nombre (quién no), es don Guillermo Ríos Challe, folclorista y estudioso de nuestras costumbres, de larga data (aparece en los Almanaque 18), conocido por todos, participante de cuanto hecho folclórico existe en el país, acompañante en muchos grupos de proyección folclórica (toca el arpa), y muchos hitos más que a continuación lo escribimos para ustedes...

Guillermo Ríos Challe.

DiscotecaChilena.jpg
Como este amigo no tiene una reseña oficial, intentaremos dar una "pincelada" a sus quehaceres como cultor de nuestro folclore y otras actividades que tiene.

Guillermo Ríos Challe, publicista de la UTE, es sanbernardino de cepa, oriundo de esa ciudad, como no iba a estar involucrado en el folclore, por lo tanto su curriculum es extenso: ha sido Presidente de Anfolchi, y dirigente de esta Asociación Nacional de Folkloristas de Chile, en numerosas oportunidades, como diseñador estuvo en todas la revistas de Anfolchi, "El Arado",además de colaborar con artículos relacionados con nuestra cultura tradicional, también de la Revista Chile Ríe y Canta de René Largo Farías, participante del Grupo Cuncumén, en el Bafute: Ballet Folklórico de la Ute, Grupo Folklórico Chena de San Bernardo, Los Cantores del Valle, profesor/instructor de folclore en la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación, conductor y productor del programa de folklore en la Radio Usach 94.5 FM. "Discoteca Chilena" y muchos hitos más que en otra oportunidad pondremos (este hombre del folklore, tiene mucha historia)...

Comenzamos con San Bernardo (cuna del foklore)...

San Bernardo en el Alma.

BREVE PRÓLOGO

San_bernardo_plaza.jpg¿De dónde sale la idea de hacer un libro sobre San Bernardo?.

He aquí la pregunta a la cual aún no tengo respuesta aunque siempre rondó en mi cerebro como un ratón en su rueda sin fin, el deseo de dejar un testimonio de este pueblo que me vio nacer y en el cual espero reposar algún día,... ¡ojalá lejano!.

Contar la vida de este San Bernardo que hasta la década del '60 aún era una gran familia en que todos nos conocíamos y respetábamos. ¿Y qué mejor que entrevistar a los antiguos sanbernardinos que aún viven y añoran (mos) las casas quintas, las fiestas de la primavera, las acequias de riego, los negocios en que se vendía con poruña,etc.?, todo un mundo que ya se fue pero que aún vive en el recuerdo.

...Y lo que parecía difícil en un principio fue facilitándose a medida que avanzaba. Una entrevista me llevó a la otra y los datos de una, ampliaban la visión de una posterior. Y de la idea primitiva de hacer un libro sobre la base de entrevistas a sanbernardinos, nació un libro de crónicas textuales del alma de estos sanbernardinos que me abrieron su corazón.

escudo_de_la_ciudad_de_san_bernardo.gifNo es un libro de interpretaciones ni teorías sobre la evolución o la «involución» de nuestra ciudad. Ninguna entrevista ha sido cambiada ni acomodada con propósito alguno y lo que dice cada entrevistado es la visión que ellos poseen de esta ciudad y su desarrollo, visiones que de repente son aparentemente -solo aparentemente divergentes.

Gracias a todos los que se confiaron a mí en cuerpo y alma,
abrieron sus corazones, me facilitaron fotografías, y ¡recordaron!
Gracias a Guido Cuesta, a José Santibañez, a Irma Osorio, a
Elena Valdivia, a María Henríquez, a César Disi, a Gustavo González,
a José Zarzosa, a Gustavo Toro, a Víctor Peña, a Juan Horacio Lazo- "Colacho"- y a Sergio del Valle, viejos amigos del tiempo de la Escuela
de Cultura Artística.

Gracias también a don Fernando Amengual que me abrió las puertas del Rotary sanbernardino para una amena charla con amigos sanbernardinos.

Gracias también a mi madre que me hizo nacer sanbernardino e incentivó mi interés por la lectura y un modesto homenaje a Olguita Inostroza, fallecida trágicamente este verano del '99 y que no alcanzó a ver este libro impreso.

Gracias a todos los entrevistados que no salieron en esta edición pero que esperamos editar en un futuro.
Gracias al sinnúmero de amigos que apoyaron esta idea ya sea con su entusiasmo, sus burbujeantes ideas, sus recuerdos o sus atinadas orientaciones.
Y finalmente gracias al apoyo de FONDART 1998 cuyo apoyo vital hizo que este proyecto se llevara a cabo.

....Y como este es un libro de un sanbernardino para sanbernardinos, no es necesario dar las claves de entendimiento para guiarnos en nuestra ciudad. Aquí no hay mapas de ubicación ni explicaciones de calles ni de avenidas, ni de casas ni de edificios.

Suponemos que todo lo sabemos o conocemos ... y muy especialmente, lo amamos !.

san_bernardo_parroquia_foto_sergio_del_valle386.jpg 

ÚLTIMA SEMANA DE JUNIO DE 1998.

Junto a otros curiosos estoy parado en la Plaza de Armas, viendo demoler los últimos restos de la torre de la iglesia parroquial.

Mientras vemos caer atónitos una parte de nuestras vidas de sanbernardinos, la plaza es un verdadero carnaval de estrépito y fanfarria.
Vendedores ambulantes voceando sus productos a voz en cuello; payasos de última categoría que bordean la grosería y el mal gusto, rodeados por decenas de curiosos; evangélicos predicando la buena nueva con ritmos y tenidas mejicanas, con parlantes a todo volumen . ¡Cristo ahora viene con su evangelio a 100 walts!... ; una cacofonía de bocinas producto de la locomoción colectiva y particular que avasalla y rodea la plaza; taxis colectivosy furgones escolares serpentean y compiten buscando el último pasajero o tratando de recuperar el minuto perdido., y por todas partes mugre, papeles, envases desechables de  alimentos chatarra: helados, papas fritas relucientes de ketchup o mostaza, botellas de plástico y vidrio, cajas de cartón y todo ésto aderezado con vagabundos, borrachínes que han hecho de la plaza su centro de vida y reunión, pedigüeños profesionales, lumpen, y jaurías de perros que se desplazan por todo el centro comercial.

Todos estos elementos formando una fauna imposible de calificar en el esquema de la ciudad que nos vio nacer.

plaza_san_bernardo_p_rgola.jpg
Entonces es inevitable retroceder el calendario y recordar la plaza y el pueblo de nuestra niñez y juventud. El rincón amable con árboles centenarios, sus jardines, sus escaños acogedores y en buen estado invitando al recreo de la tarde o al disfrute de la retreta de los jueves o domingos.

¿Cuántos muchachos de ayer se acuerdan de la retreta vespertina; de los paseos girando alrededor de la plaza, mirando de reojo a quien nos atraía y que no nos atrevíamos a hablar ? ¿ Se recuerdan de la chaya y la serpentina?. ¿Las fiestas de la primavera?. ¿Fue un San Bernardo que  ya no volverá?.

Me hago la pregunta y la respuesta es obviamente negativa. Ya no vuelve ese San Bernardo que hoy se cae a pedazos junto con su iglesia, pero creo que aún queda una memoria viva que es posible rescatar. Hay antiguos sanbernardinos que pueden y quieren contarnos de cómo era este pueblo antes que explotara el boom del «progreso» en las décadas del ´60 adelante.

Así que al igual que Don Quijote cuando salió a buscar aventuras acompañado de su fiel Sancho Panza, salgo yo a cazar recuerdos acompañado de mi fiel grabadora y el cariño que siento por mi ciudad. ¡Alea jacta est!.

Fotografías. 1) Portada del libro "San Bernardo en el Alma". 2) Guillermo Ríos, Junto a Jorge Cáceres (cuando hacían los dos el programa "Discoteca Chilena), entrevistando a Jorge Yañez. 3) Una mirada a la Plaza de San Bernardo. Del Blog de Úrsula Starke. 4) Escudo de la Ciudad de San Bernardo.5)) Torre de la Iglesia Parroquial. Fotografía de Sergio del Valle H. 6)Plaza de San Bernardo. Pérgola.

(Ir a "San Bernardo en el Alma". Parte 2).