viernes, 23 de junio de 2017

Lira Popular Virtual de Jorge Lillo. Saludo al Teatro Experimental.

22 de junio de 2017/ EDICIÓN SEMANAL (“en la medida de lo posible”, como dijo el otro) / ESCRIBE JORGE LILLO
DONDE SE RINDE HOMENAJE AL TEATRO DE LA UNIVERSIDAD DE CHILE —CUYO PRIMER NOMBRE FUE TEATRO EXPERIMENTAL— EN SU SEPTUAGÉSIMO SEXTO ANIVERSARIO.
La primera función del Teatro Experimental fue el domingo 22 de junio de 1941.
Esta fecha debiera ser conmemorada como el verdadero Día del Teatro Chileno. 
“El teatro es uno de los más expresivos y útiles instrumentos para la edificación de un país, y el barómetro que marca su grandeza o su descenso. Un teatro sensible y bien orientado en todas sus ramas, desde la tragedia al vodevil, puede cambiar en pocos años la sensibilidad del pueblo; y un teatro destrozado, donde las pezuñas sustituyen a las alas, puede achabacanar y adormecer a una nación entera.”
Federico García Lorca.

Hay un nombre principal
que con su obra se amarra:
el de Pedro de la Barra
y Teatro Experimental.
No nombraré a nadie más,
pues ni justo ni oportuno
sería olvidar a alguno
de quienes dieron su empeño
por realizar este sueño,
el año cuarenta y uno.
Mes de junio, el veintidós,
se abría un nuevo escenario
cambiando el itinerario
para público y actor.
Desde entonces fue factor
de cultura y reflexión,
de lúcida entretención
y no chirigota vana
con que al público se engaña
desde que se alza el telón.
 El teatro cambió ese día
la forma de ver y actuar:
el Teatro Experimental
dio la orden de partida.
Otros teatros seguirían
ese camino pionero,
que marcara el derrotero
a un teatro con contenido
que formó y que dio sentido
a nuestro país entero.
Tuvo claros objetivos,
todos ellos formadores:
hizo técnicos, actores
y dramaturgos activos;
un público selectivo,
repertorio universal.
Que pudiera el hombre actual
conocer aquí, en su casa,
lo que se hace y lo que pasa
en el ámbito teatral.
Allí estuvo Calderón,
con Moliére y Benavente;
con Shakespeare, el sorprendente,
Barros Grez, Ruiz de Alarcón.
Del Liceo a la función
fui a encontrarme con Ionesco,
Capuletos y Montescos,
con Cervantes y Arthur Miller
y sin salir de este Chile
realicé el viaje dantesco.
¿Exquisita fantasía?
Allí está Noche de Reyes (1).
¿Dictaduras y sus leyes?
con Ana Frank perseguida (2)
y la codicia homicida,
con Macbeth y su mujer. (3)
Cazan Brujas en Salem, (4)
dando falsos testimonios.
Vi fiestas de matrimonio (5)
y un Evangelio también. (6)
Seis ñatos buscando autor, (7)
pa’ que les llene la vida;
reí Una Carta Perdida; (8)
¡Fuenteovejuna, señor! (9)
La mujer primer doctor (10)
y una Verdad Sospechosa. (11)
Yo vi a la Julieta hermosa (12)
también a Bernarda Alba (13)
y ni domada se salva,
la Fierecilla rabiosa. (14)
A LOS ACTORES Y AUTORES DE HOY:
El teatro, señores míos,
es espejo de la vida;
la Comedia es alegría,
no estupidez sin sentido;
la Tragedia, el desafío
misterioso de lo oscuro.
¡Volvamos al teatro puro
de los dilemas humanos:
porque hoy está en vuestras manos
ser autores del futuro!


Todas las imágenes pertenecen a la colección personal de Jorge Lillo.
Salvo la primera, de autor desconocido, todas las fotografías son autoría de Don René Combeau.
NOTAS: (1) Noche de Reyes, William Shakespeare. (2) El Diario de Ana Frank, Frances Goodrich y Albert Hackett. (3) Macbeth, William Shakespeare. (4) Las Brujas de Salem, Arthur Miller. (5) El Matrimonio, Nicolás Gogol. (6) El Evangelio Según San Jaime, Jaime Silva. (7) Seis Personajes en Busca de Autor, Luigi Pirandello. (8) Una Carta Perdida, Ion Luca Caragiale. (9) Fuente Ovejuna, Lope de Vega. (10) El Camino Más Largo, María Asunción Requena. (11) La Verdad Sospechosa, Jacinto Benavente. (12) Romeo y Julieta, William Shakespeare. (13) La Casa de Bernarda Alba, Federico García Lorca. (14) La Fierecilla Domada, William Shakespeare.
Foto 1: elenco de "La Guarda Cuidadosa", domingo 22 de junio de 1941.
Foto 2: Un montaje con noventa actores: "Fuenteovejuna"
Foto 3: escena de "Las Preciosas Ridículas" de Molière.
Foto 4: "La Casa de Bernarda Alba", de Federico García Lorca.