lunes, 20 de febrero de 2017

Folclore Infantil. Parte 7. Trabalenguas.


Ya habíamos dicho que el objetivo de estos artículos, es colaborar con nuestras parvularias/jardines infantiles, poniendo material que  a veces son dificiles de conseguir. Hoy pondré algunos trabalenguas encontrado en un librito impreso en Ancud, Chiloé.

Pero como somos "adictos" a nuestro gran folclorólogo Oreste Plath, traemos el "enunciado" de que son los trabalenguas, todo escrito en su libro "Folclor Chileno" de la Editorial Fondo de Cultura Económica, en su Colección Biblioteca Chilena, que ustedes pueden encontrar en Paseo Bulnes 152, Santiago Centro. Chile. (esto lo pongo porque muchas personas preguntan donde adquirir estos libros de Oreste Plath).



trabalenguas_ni_os_web.jpg 

TRABALENGUAS

Los trabalenguas, destrabalenguas, quiebralenguas o retahilas (de recta e hila) figuran entre las recreaciones populares, y la mayor parte son de origen colonial, si bien suelen, generalmente, presentar modificaciones. Los trabalenguas que dice el pueblo chileno encierran cierta picardía y audacia.

Los trabalenguas, como muy bien alude el término, consisten en una serie de expresiones ingeniosas que presentan trabas para su pronunciación, en especial cuando sirven de juego para hacer trabarse o equivocarse.

Estos complicados enrevesamientos deben ser resueltos de manera airosa, es decir, sin balbuceos. Las incongruencias que presentan hacen despertar en los niños la comicidad.

"Mazurquica modérnica". Violeta Parra.



Los niños en Chile se entretienen con trabalenguas que ellos inventan o que ya son tradicionales.
El trabalenguas tiene un sentido musical o rítmico y a la vez es un ejercicio mnemotécnico. También sirve para que los chiquillos se acostumbren a hablar con claridad; útil en gramática, es un valioso ejercicio de articulación o fonética, preparatorio para la lectura, y se aplica con éxito en ortofonía, incluso para corregir deformidades o vicios de este carácter (ortofonía terapéutica).

Aquí será donde vive...

Aquí será donde vive don Pedro Pérez Crespo y Calvo
A cuál don Pedro Pérez Crespo y Calvo busca usted.
A don Pedro Pérez Crespo y Calvo de la Villa,
a don Pedro Pérez Crespo y Calvo de la Orilla,
o a don Pedro Pérez Crespo y Calvo del Carrascal,
porque aquí viven tres Pedros Pérez y Crespo y Calvos.

Cien sierras...

Si cien sierras aserran cien
apreses, seiscientas sierras
aserran seiscientos apreses.

El cielo está enrumazonado...

El cielo está enrumazonado,
¡quién lo desenrumazonará!
El desenrumazonador
que lo desenrumazonare,
buen desenrumazonador será.

Hasta aquí Oreste Plath...

Vamos con el librito de Ancud...

La gallina cenicienta...

La gallina cenicienta
en el cenicero está,
el que la desencenice
buen desencenizador será.

Si tu gusto gustase el gusto...

Si tu gusto gustase el gusto
que gusta mi gusto,
seríamos del mismo gusto,
pero como tu gusto no gusta el gusto
que gusta mi gusto,
no somos del mismo gusto.

No me mires, que miran...

No me mires, que miran
que nos miramos,
miremos la manera
de no miramos
No nos miremos,
y cuando no miren
nos miraremos

Así como tú decís...

Así como tú decís,
si tu decís como es,
como tú decís, así es.

Guerra tenía una parra...

Guerra tenía una parra
y Parra tenía una perra,
Y la perra de Parra
mordió la parra de Guerra;
y Guerra le pegó con la porra
a la perra de Parra.

Aquel que nunca fue cosa...

Aquel que nunca fue cosa
y que cosa llega a ser,
quiere ser tan grande cosa
que no haya cosa como él.

María Chuchenna su choza techaba...

María Chuchenna su choza techaba,
y un techador que por allá pasaba,
le dijo:
- Chuchena,
¿tú techas tu choza, o techas la ajena?

El que compra pocas capas...

El que compra pocas capas
pocas capas paga
como yo compré pocas capas
pocas capas pago.

Fotografías y dibujo: 1) Chiloé, vista de caleta. 2) Dibujo "trabalenguas, de la web: http://burbujitaas.blogspot.com/ donde pueden encontrar material de apoyo para los niños.

(Ir a Parte 8. Rimas o retahilas de juego).